yo confieso

Brock Davies

Que dudo y me he vuelto escéptico: de tanto escuchar que “nadie lo va a leer” voy camino de creérmelo.

Que me he acostumbrado y resignado a trabajar sin briefing o con briefings inservibles.

Que me han pedido humo y lo he vendido.

Que he escrito todo tipo de falacias para productos inútiles o que hacen que el mundo no sea mejor.

Que me dejo ganar, que ya no lucho por mis textos como solía.

Que ya apenas siento ningún tipo de frustración cuando alguien enmienda lo que he escrito.

Que siento envidia del talento de otros. Y sí, por definición, la envidia nunca puede ser sana.

Que ante tanto storytelling, branded content, transmediaengagement, SEO, SEM y demás ando un poco despistado, será cosa de la edad.

Que he escrito “el mejor”, todas sus declinaciones posibles y otras muchas palabras huecas y desgastadas.

Que sigo sintiendo pánico ante la hoja en blanco.

Que no he escrito aún la letra de un jingle.

Que doy clases de redacción publicitaria en una facultad universitaria de comunicación y no en una escuela de creativos molona o molongui.

Que soy un redactor que no sabe de InDesign ni Illustrator ni tampoco diseñar ni programar webs.

Que cuando hablo prefiero no molestar a nadie, aunque no diga absolutamente nada.

culpable

Anuncios

12 pensamientos en “yo confieso

  1. Un redactor siempre tendrá miedo a una página en blanco. Te lo dice una que lo sigue teniendo (a pesar de que mi experiencia sea mucho más breve).

  2. Perfecto. Ahora ya sabes que ha llegado la hora de…

    Volver a luchar por tus textos.
    Provocar la envidia de los demás.
    Meterte a fondo con el SEO, el SEM… y con el SUM y el SOM si hace falta.
    Convertir tus clases en las más molonas del mundo mundial.

    Eso sí, como comenta Marián, de perderle el miedo a la página en blanco, olvídate. 😛

    • Bueno, supongo que escribimos ciertas cosas según nuestro estado de ánimo y esta vez estaba de bajón. O al menos me gustaría pensar que es solo eso, una reflexión un poco desazonada y rozando el sarcasmo producto de un momento en que todo se ve de color negro. Pero lo cierto es que estos momentos cada vez se repiten más a menudo y a intervalos más cortos (¡Suenan las alarmas!) Me alegro que sigas pasándote por aquí, es un honor. Y felicidades por tu labor a la hora de compartir todo lo que sabes.

  3. No sabras illustrator, ni indesign, pero eres un crack, de los de verdad! Y a veces las cosas se ven de color negro, pero hay un montón de rosa! un petonet!

  4. Pingback: Yo confieso | Making #love and making personal #branding | Scoop.it

  5. Qué quieres que te diga, sin conocerte de nada, tan solo de leerte, ésta y otras entradas, podría ya decir: quiero que este tipo sea mi jefe. O mi profesor. Lo de padre es que lo tengo bien cubierto.

    Aunque mi pregunta es, ¿buscamos en la confesión el propósito de enmienda? Y si es así, elige uno que te gustaría cambiar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s