no, no y no

Cuando empezaba a trabajar como redactor mi directora creativa -una gran profesional- me recomendaba no escribir titulares, eslóganes, etc., que llevaran la palabra no. Su argumento era que la publicidad siempre debía transmitir mensajes positivos y la negación era claramente lo contrario a lo deseado. La primera vez, supongo que por mi prudencia natural, no protesté. A pesar de conocer su punto de vista, yo seguía utilizando la palabra maldita siempre que lo consideraba oportuno porque su razonamiento no me parecía suficiente para dejar a un lado una palabra que yo creía necesaria. ¿Por qué su reticencia solo se limitaba a este adverbio? Nada, nunca, tampoco, sin, ni, nuncanada o nuncajamás tienen también su carga negativa y en cambio seguro que hubiera podido usarlas libremente.

Yo seguía en mis trece hasta que un día, tal vez por agotamiento, me confesó que su consejo lo había heredado de un director creativo en su paso por otra agencia. En ese mismo instante entendí que definitivamente no había razón alguna para no utilizar la palabra tabú. Diría que en publicidad existen demasiadas suposiciones, demasiadas reglas escritas y no escritas, que nos negamos a dar por superadas aun cuando haya argumentos para hacerlo. La publicidad hoy por hoy no es una ciencia exacta y por lo tanto todo puede ser cuestionado. Tal vez llegue el momento, si es que ya no lo ha hecho y yo lo desconozco, en que el neuromarketing, siguiendo métodos científicos, concluya que sí, que los consumidores reaccionan peor ante enunciados que contienen la negación y que estos no son efectivos. Hasta que no llegue ese día, seguiré sin tener ningún remordimiento al utilizarla.

Seguro que recordáis magníficas campañas que quizá no hubieran visto la luz si llegan a caer en manos de alguien que renegara de la negación. ¿Qué hubiera sido de Never say no to Panda o del anuncio de TV del periódico The Independent construido a partir de la acumulación de negaciones? Por fortuna pudimos disfrutar de ellos. Aquí os los dejo para que los degustéis nuevamente.

Anuncios

12 pensamientos en “no, no y no

  1. Exacte. La idea de NO fer servir “NO” és antiga. Com molt bé expliques, és arraigada en molts professionals (totalment comprensible). Fins i tot, m’he trobar amb companys de classe que encara m’ho diuen perquè ho ha “han sentit”. 🙂

    Per cert…!! Sento trencar amb el glamour de les campanyes penjades, però, hauriem de pensar en (tot i ser una campanya poc creativa) en els senyor de Media Markt. Preguntem-los si NO ha resultat eficaça el famós “YO NO SOY TONTO”!!! 😉

    Felicitats!

    • Sí, Yo no soy tonto i El algodón no engaña i No es lo mismo conducir que conducir i No em fumis, etc, etc. Durant una època em vaig dedicar a apuntar en una llibreta, que vaig perdre, tot de frases publicitàries amb NO i n’hi havia un munt. Gràcies pel teu comentari, Carles!

  2. Hi havia una vegada… Un molt bon article!

    És molt important que un bon comunicador tingui un bloc on publicar les seves experiències laborals i així els alumnes els serveix com si entrevistessin al seu perfil professional.

    He de dir que aquest to tant directe és molt adequat ja que transmet molt l’anàlisi agut que tot bon publicista ha sabut trobar en les paraules les claus dels tabús publicitaris enmig d’un panorama on la informació visual és “overload” tal i com predicava Alvin Toffler.

    Enhorabona, no paris!

    Quim Pascual i Torrens.

  3. Me sentí bastante identificado con tu posición en éste artículo porque es una tema que no tiene que ver únicamente con la publicidad. Yo tuve una anécdota similar con mi jefa de redacción en un canal de noticias en el cual trabajaba. Al principio me pareció aceptable su acotación pero después me puse a pensar y llegué a la conclusión de que el “NO”, a pesar de ser negativo, también es una palabra necesaria para dar forma a determinado contenido. Nunca he estado convencido de las reglas gramaticales de la RAE por mucho respeto que merezca dicha institución y siempre que encuentre alguna regla o norma impuesta, el cual ainterfiera con mi trabajo, tendré que buscar la manera de mediar.

  4. Buen post. A mí una vez un director de cuentas (jugaba ser dir creativo) campaña dentro del titular. Logramos convencerle para que dijera sí al no y la llevamos al cliente. El cliente le encantó. Y a los clientes de nuestros clientes también. De hecho a algún jurado no se pudo negar a darle un sí a algunos premios. Un abrzo a todos menos a aquel director de cuentas y enhorabuena por el blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s